Afilados colmillos - Academia de Vampiros

Afilados colmillos – Academia de Vampiros

Afilados colmillos.

Nos besamos de esa manera por mucho tiempo, y no lo detuve cuando desabotonó mi blusa.
“No voy a tener relaciones sexuales”, le advertí entre besos.
No tenía intención de perder mi virginidad en un sofá de una habitación.
Se paró, pensando en ello y, finalmente, decidió no forzarme.
“Bien.”
Pero él me empujó en el sofá, poniéndose encima de mí, todavía besándome con la misma ferocidad.
Sus labios fueron a mi cuello, y cuando las puntas de sus afilados colmillos me rozaron la piel, no pude evitar soltar un suspiro de placer.